Argumentos Contra el Uso Del Nombre Sagrado

Respuestas a los Argumentos mas Comunes Contra el Uso Del Nombre Sagrado

Quizás haya escuchado estas objeciones sobre el empleo del Nombre Yahweh. Tal vez usted mismo las haya expresado. Ahora usted puede aprender la verdad sobre Su Nombre.

 Si una persona le dijera su nombre, ¿Discutiría con esta persona sobre ello? ¿ Le diría, “no, yo no creo eso, yo te llamare por otro nombre en vez de tu nombre”?. Por supuesto que no, eso seria absurdo! Usted no tiene ningún derecho de hacer tal cosa ni haría a esta persona muy feliz si lo hiciera.

Sin embargo cuando se trata del nombre personal de nuestro Padre Celestial, muchos creen tener prerrogativa para decidir como llamarán a quien le rinden adoración. Estas personas llegan hasta muy lejos para esquivar tener que invocar el nombre revelado del Padre Celestial Yahweh. En su esfuerzo para justificar su uso de títulos comunes continuamente, en lugar de Yahweh, el cual dice la escritura es un nombre por encima de todo nombre, en un esfuerzo para acallar sus conciencias, ejecutan las mas increíbles gimnasias mentales.

Algunos argumentan, “el tiene mas de un nombre.” Muchos otros razonan, “el conoce a quien yo estoy invocando no importa cual nombre yo le llame.” Mientras que otros postularían, “su ‘nombre’ solamente significa su autoridad.” Cualquiera seriamente buscando este asunto en las Escrituras, sin embargo, rápidamente descubre que Yahweh mismo rechaza todos estos argumentos, así como otras suposiciones comunes acerca de su Nombre.

Un simple análisis de las Escrituras demuestra que el tema del Nombre de Yahweh le es de tremenda importancia e el— Así como el nombre suyo, es de importancia para usted. El truena, “¡ Yo soy Yahweh! éste es mi nombre, y no daré a ningún otro mi gloria; no compartiré mí alabanza con ídolos tallados,” Isaías 42:8. El hebreo original de este verso contiene el tetragramaton YHWH, o Yahweh.

Yahweh es inflexible cuando se trata del uso de su nombre. El es firme en que su gente debe llamarlo por el único nombre que nos asegura salvación. El libro de Hechos el en Nuevo Testamento nos dice, “Y en ningún otro nombre bajo el cielo en el cual podamos ser salvos” Hechos 4:12.

El hasta escribió el tercer mandamiento específicamente para dirigirnos en cuanto a la negligencia de si nombre: “No usarás el nombre de Yahweh tu Elohim (Poderoso) en vano ni en forma irreverente. Si lo haces no escaparás al castigo.” El significado en hebreo detrás de este mandamiento dice “(llevar) o traer a (aflicción o desconsuelo) y (ruina, arruinar o estropear)” lo cual es exactamente lo que sucederá a usted si utiliza el nombre de YHWH envano.

Los siguientes argumentos son algunos de los mas comúnmente utilizados para justificar el uso de títulos sustitutos como “dios” y “señor” en lugar del verdadero nombre Yahweh. Examinaremos cada uno a la luz de la Escritura para ver si tienen validez.

El Tiene Muchos Nombres

Éste es una de las justificaciones más populares avanzadas para evitar el uso del Nombre Yahweh. Si tiene muchos nombres. Entonces está implícito que ningún nombre específico sobresale como su único y especial nombre personal. En otras palabras, el tiene muchos nombres pero ningún nombre. El problema con este argumento es que falla en reconocer que los títulos genéricos no son nombres propios.

Supongamos, por ejemplo, “Señor Juan Pérez.” “Señor” no es el nombre de Juan Pérez no puede firmar un documento solamente con la palabra “Señor” y esperar que alguien lo acepte y apruebe como auténtico. Uno es un termino genérico que se le aplica a cualquier hombre el otro es su nombre propio verdadero.

Igualmente sucede con varios títulos usados para describir a Yahweh que algunos erróneamente creen que son nombres,como Eloah (“Uno Poderoso”), El Shaddai

(“El Todo Poderoso”), y Adon/Adonai (“Rey”). Otros se confunden por las conexiones que se le atribuyen a su nombre, como Yahweh Yireh, (“Yahweh Facilita”),

Yahweh-Zidkenu (“Yahweh Nuestra Justicia”), Y Yahweh Rafa (” Yahweh Nuestro Sanador”.)

A pesar de tener ciertos títulos y atributos, el sin embargo tiene un Nombre– Yahweh. Por tal motivo el inspiró al profeta Isaías en 42:8 a escribir, ” ¡ Yo soy Yahweh!

ese es mi nombre y no daré a ningún otro mí gloria: no compartiré mi alabanza con ídolos tallados.” Salmos 83:18 nos confirma que el tiene solamente unnombre

:Hasta que aprendan que sólo tú, Yahweh, eres el Elohím que esta por encima de todo en el gobierno supremo de toda la tierra.” En ningún sitio en las paginas de la

Escritura podemos encontrar una declaración que afirme que el tenga mas de un nombre. Pero podemos encontrar muchos pasajes que atestiguan que tiene un solo nombre verdadero.

El Sabe a Quien Yo Me Refiero No Importa que Nombre Yo Le Llame

No podemos encontrar tal declaración expresa o implícita en ninguna página de la Escritura. En ninguna parte se nos da el derecho a renombrar a nuestro Padre Eterno, adjudicar un nombre es prerrogativa de un superior, como cuando un padre le pone nombre a un hijo y como cuando Adán le puso nombre a los animales bajo su dominio.

¿ Desde cuando tiene derecho un ser creado nombrar a su creador por cualquier nombre que quiera?

Tratar de usar este argumento para quien nos creó es el colmo de la insolencia y absolutamente ofensivo a Yahweh. Fíjese en su advertencia contra tal abstinencia:

” Si no cambian sus caminos y dan gloria a mi nombre, yo Yahweh de los Ejércitos enviare un castigo terrible sobre ustedes, y en vez de darles bendició como me gustaría hacerlo, me volveré contra ustedes con maldición. Por cierto, ya los he maldecido porque ustedes no han tomado en serio las cosas que para mí son importantes.”

El nombre de Yahweh está ligado a la verdadera adoración y en Salmos 68:4 el ordena a su gente que lo alaben por su nombre. Juan 4:24 nos recuerda, “Yahweh es Espíritu; y los que lo adoran deben adorarlo en espíritu y en verdad.” El ignorar deliberadamente la verdad acerca de su nombre a favor de lo que nos viene en gana hacer como adoradores suyos no es nada menos que arrogancia vanidosa digna de su reprensión. No podemos cambiar el flujo de la autoridad. Yahweh nuestro creador nos manda como adorarle, no al revés. Además de esto, el saber “A quien nos referimos” no es de importancia para el si seguimos rehusando honrarle y glorificarle como el nos manda, lo cual incluye utilizar su nombre verdadero. Su nombre lo representa a el y a sus verdades, algo que ningún otro nombre hace.

La Pronunciación de Su Nombre Se Ha Perdido Y No Sabemos como Su Nombre era Pronunciado

Aparte de ser falso, este argumento resulta en una mera excusa- y que por supuestas incertidumbres no deberíamos ni tratar de pronunciar Su nombre. La verdad es que el nombre nos ha sido dado a nosotros en hebreo es la forma del tetragramatón o “cuatro letras”, el cual es YHWH (Yod, He, Waw, He). Los escribas Judíos no escatimaron esfuerzos para asegurar la precisión de este nombre en hebreo mientras que los masoréticos guardianes del texto le añadieron los puntos vocales a las letras hebreas para preservar la pronunciación correcta.

No es cierto que la verdadera pronunciación del nombre se hubiese perdido. Si eso hubiese sido así entonces la pronunciación del Antiguo Testamento entero se hubiese perdido también. Hubiese significado además que en el proceso de pasarse el lenguaje hebreo de generación en generación algún momento, ¡ Todos los Judíos se levantaron de mañana habiendo olvidado como hablar su propio idioma! Si bien podemos leer el Antiguo Testamento en voz alta en hebreo hoy, también podemos con la misma precisión leer el nombre Yahweh en el mismo idioma hebreo. Hoy en día los Judíos acostumbran leer en hebreo todos los sábados en las sinagogas. Ellos no tienen problema alguno pronunciándolo.

Esto es lo que expone al respecto la afamada enciclopedia Judaica: La verdadera pronunciación del nombre YHWH nunca ha sido perdida. Algunos escribas griegos antiguos de la asamblea (iglesia) Cristiana testifican que el nombre era pronunciado “Yahweh”. Esto se confirma, al menos con las vocales de la primera sílaba del nombre, con el nombre acortado Yah que es a veces usado en poemas (Ej. Exo 15:2) y por los sufijos “-Yahu” “-Yah” que sirven de sílaba final en muchos nombres hebreos,” Vol 7 pg 680.

La enciclopedia británica comenta: Escritores Cristianos antiguos, como Clemente de Alejandría en el segundo siglo, habían usado el nombre Yahweh, por tanto esta pronunciación jamás se hubo perdido. Las transcripciones griegas también indicaron que YHWH debería ser pronunciado Yahweh,” Edición decimoquinta, Vol. X, p.786.

La enciclopedia Católica dice: “El dicho de Elohim (Dios) ‘ Yo Soy el que Soy’, está seguramente conectado con Su nombre que se escribe en el texto consonante hebreo como YHWH, cuya pronunciación original como bien se atestigua ser, es Yahweh,” 1967, Vol.5, p.743

Pero al no Haber Vocales en el Idioma Hebreo, ¿De que Manera Podemos Saber como pronunciar Las 4 Letras YHWH Correctamente?

Las vocales si existen en el hebreo, así como en todos los lenguajes, de no ser así sería imposible hablar hebreo, las vocales se pronuncian con la boca abierta mientras que las consonantes son pronunciadas cerrando los labios o contactando la lengua con los dientes o el paladar. El hebreo del Antiguo Testamento está compuesto de palabras escritas en letras consonantes con las vocales implícitas.

Como dicho antes, los masoréticos del séptimo siglo le insertaron los puntos vocales o marcas en y alrededor de las letras hebreas para preservar su pronunciación correcta. Al igual que con nuestra letra “Y,” existen algunas letras hebreas que sirven como ambas consonantes y vocales. Asombrosamente, todas las cuatro letras del nombre Yahweh son tales vocales-consonantes. Esta realidad puede ser fácilmente verificada en la mayoría de las cartillas gramaticales del idioma hebreo, incluyendo “El manual del aprendiz de hebreo bíblico” (Horowitz), p.7 bajo “Letras vocales; también en “El Automaestro de Berlitz” p73 bajo “Puntos que desaparecen;” Hebreo Elemental y Gramática (Fagnani y Davidson) p.10, bajo “Los Quiencentes y Mappiq,” Y también en “Como Creció el Lenguaje Hebreo” (Horowits, p. 28.)

El sacerdote e historiador del primer siglo Flavio Josefo nos escribe acerca del nombre sagrado que estaba grabado en la mitra del sumo sacerdote (Exo 28:36-38): “Además harás una lámina de oro puro y grabarás en ella: Dedicado a Yahweh,” a manera de sello. Esta lámina estará atada con una cinta azul a la parte delantera de la mitra. En nombre consiste de cuatro vocales,” Guerra de los Judios, Libro 5, Capitulo 5, p.556

Cuando las Escrituras Hablan de Su Nombre, Significa Únicamente Su Autoridad, Y No Su Nombre Propio Literalmente

Es cierto que hacer o decir algo en nombre de una persona podría significar por la autoridad de esa persona. Pero eso es solamente una pequeña parte del significado del nombre de Yahweh en su palabra. Por el verbo Hebreo de existencia, Hayah, el nombre Yahweh define el carácter, esencia, y naturaleza de Yahweh. Su nombre significa causar que exista (“Causar ser”).

El reclamar que su nombre solamente se refiera a su autoridad no armoniza en muchísimos pasajes importantes. para mejor ilustrar este punto, hemos cambiado la palabra “nombre” por “autoridad” en los siguientes versículos. Observen si todavía tienen el sentido adecuado:

“¿Quién asciende y desciende entre el cielo y la tierra?

¿Quien retiene el viento en sus puños y envuelve los océanos en su mano? ¿Quién creó el mundo? ¿Cual es su [autoridad,] y cuál es [la autoridad] de su hijo, si la sabes?” Prov 30:4

Hasta que aprenda que solo tú, que tú [autoridad] es Yahweh, el Elohim(Poderoso) sobre todo el gobierno de toda la tierra. Salmos 83:18.

¡Canten alabanzas a su [autoridad]! Alcen su voz en cántico al que cabalga sobre las nubes. Yah es su [autoridad]. ¡Regocíjense en su presencia! (Salmos 68:4).

“Busquen a aquel que creó las siete estrellas y la constelación de Orión…. Yahweh es su [autoridad].” (Amos 5:8).

“Ella dará a luz un hijo, y su [autoridad] será Yahshua, porque el salvará a su pueblo de sus pecados.” (Mat 1:21).

Una vez que hayamos despertado a la realidad que Yahweh tiene un nombre personal, un nombre que causa dar vida, que sana, un nombre pactado y único por el cual podemos obtener la salvación, podremos entonces ver que continuar llamándolo por un titulo genérico e inanimado para que nos brinde las mismas bendiciones que su Nombre nos brinda es un insulto para el y su carácter.

Yo Hablo Español, y no Hebreo, Así Que Uso “Dios y Señor En Español.

Un problema con esto es que los mismos no son nombres propios sino títulos comunes que también se le aplican a un sin número de seres que son adorados y además mucho menores que el Todopoderoso. Otro problema es que la palabra dios proviene del griego deus y del latín dei (“deidad” o cualquier dios falso” “Señor” es alguien noble pero subordinado a un Rey. “Señor” proviene de un vocablo latín que significa “alguien que guarda territorio,” y que toma órdenes de un Rey.

“Señor también está relacionado etimológicamente a “bel”, un ídolo pagano. En los últimos años de Babilonia el titulo bel, “Señor”, era sinónimo con marduk, quien tal como ishtar se asimilara a si mismo en varios aspectos de otros “dioses”, Babilonia, por Joan Oates, p172, La Companion Bible comenta del versículo 1 de capitulo 46 de Isaías: “bel. abreviación de baal= “Señor”. Aquí se refiere a zeus, o Júpiter de las mitologías Griegas y Romanas. El término “dios” tampoco está exento de paganismo. Pablo escribió que “… hay muchos que se llaman dioses… como hay muchos dioses y señores…” 1Cor 8:5

Una raíz de la palabra “dios” (en inglés) significa vestir como en un ídolo de metal fundido (diccionario inglés de oxfor). ¡Con razón a los ídolos se les conoce como dioses.

¿Cómo podemos justificar el uso de tales títulos paganos cuando vayamos a adorar al único, y verdadero Padre Celestial y a su hijo, Yahshua el Mesías?. El lenguaje que hablamos no tiene nada que ver con el que adoramos, porque su nombre no cambia de idioma a idioma. Considere que no hay palabra aparte en español para el nombre Francés “Napolenon” ni tampoco hay una Alemana. Rusa para el nombre Inglés “Churchill”. Los Nombres específico sobrepasan los idiomas. Son transliterados no traducidos. “Juan Peréz” sigue siendo Juan Pere lo mismo en Argentina que en la China Popular.

Yo He Recibido Respuesta a Mis Oraciones Usando “Dios” y “Señor” Por Lo Que Seguramente Debe Estar Bien Usar Esos Títulos.

Yahshua dijo que ni siquiera una persona malvada le daría a su hijo una piedra cuando le pidiera pan (Mat 7:9). Cada quien cuando busca la Verdad de Yahweh a principios lo hace con una cierta falta de entendimiento. Si Yahweh dejara que nuestra ignorancia se atravesara en el camino del deseo de nuestro corazón para adorarle, entonces pronto quedaríamos sin ánimos y daríamos por vencida nuestra búsqueda.

A medida que a nosotros se nos va revelando mas verdad, sin embargo, entonces tenemos que rendir cuenta por hacer los cambios apropiados en nuestras vidas y hacia la verdadera adoración. “Pues aquellos tiempos de ignorancia Yahweh los ha pasado por alto; pero ahora manda a todos los hombres en todas partes que se arrepientan,” Hechos 17:30. Nuestro verdadero andar debe comenzar en algún lugar, y si llamándolo con títulos comunes es lo único que conocemos, entonces Yahweh nos demostrará compasión y tolerancia.

Pero a medida que el nos da mas conocimiento y verdad el espera que caminamos en toda luz que recibimos. Pablo escribió, “Porque en un tiempo ustedes eran tinieblas, pero ahora son luz en el Maestro; anden como hijos de la luz,” Efesios 5:8. Yahshua dijo, “No todo que me diga Maestro, Maestro,” entrará en el reino de los cielos, sino aquel que haga la voluntad de mi Padre que esta en los cielos,” Mat 7:21

La verdad sobre su Nombre le ha sido revelada a usted y es ahora su responsabilidad utilizar este conocimiento para comenzar a honrarlo y adorarlo llamándolo su Nombre personal revelado. véase Salmos 34:3, 68:4, y Primer Reyes 8:35.

El nos recuerda repetidamente que su pueblo es conocido por Su Nombre, 2 Cor 7:14, Daniel 9:19, y Efesios 3:14-15. Su Nombre es central a la verdadera adoración. No Podemos proclamar que lo conocemos si no conocemos ni su verdadero nombre ni lo llamamos por el.