Las Fiestas Sagradas

Las Fiestas Sagradas

Cuando estamos hablando con alguien y nos preguntan que religión tenemos y platicando les decimos que observamos las fiestas mencionadas en Lev. 23. Muchos de ellos nos responden con la misma respuesta, “esos días son de los Judíos.”  Si en la misma conversación le preguntamos a esa gente la razón de porqué piensan así, ellos contestan algo como   lo siguiente: “Mi iglesia no enseña eso.” “Mi ministro, padre, o pastor dice que solamente los legalistas obedecen eso y que nosotros somos del Nuevo Testamento.” “[Yahshua] acabo con todo eso cuando murió en la cruz.” Por cierto, la mayor parte de la gente aprende desde joven que esos días solemnes mencionados en Lev. 23; Números 29; y Deuteronomio 16:1-7 no son tan importantes como nosotros lo creemos.

¡Las Escrituras nos dicen algo diferente!

Muchos de ustedes van a encontrar esta información nueva y quizás un poco extraña. Por eso es muy importante que usen sus Sagradas Escrituras en el estudio de este folleto; así podrán  verificar esta información. Nuestra intención no es de condenarlos, ni confundirlos, al contrario, queremos que toda persona comience a leer con más seriedad las Escrituras Sagradas. También queremos motivarlos para que investiguen los fondos de sus creencias, todos debemos preguntarnos si nuestras creencias vienen del cielo o de los hombres de esta tierra.    

 Nombres Sagrados
 
En éste folleto usamos los nombres sagrados de nuestro Padre  y  Su santo Hijo. El nombre real de nuestro padre es “Yahweh.” En referencias españolas, lo escriben Yahvé, pero la “v” debe de sonar como la “w.” El sonido fonético es “IAUE,” escrito Yahweh. La palabra “ALELUYA” realmente se debe de escribir  ALELUYAH,” ésta palabra es Hebrea y significa, “gloria a
Yahweh.” Note que contiene el nombre poético YAH. El nombre real de nuestro redentor, “Yahshua” también contiene ese nombre poético. “Yahshua” es Hebreo y significa,  “La salvación de Yahweh.” Los nombres Jehová y Jesús son falsos porque ni el Hebreo ni el Griego contienen la letra “J” en sus alfabetos.

La máxima Autoridad 

 Antes de seguir adelante tenemos que decidir quién tiene la última autoridad. ¿A quién vamos a obedecer, a los hombres o al Padre celestial?  Mateo 6:33 nos aconseja: “Mas busquen primeramente el reino de Yahweh y su justicia, y todas estas cosas nos serán añadidas.”
 
Con ése mismo deseo de buscar la justicia y el reino de Yahweh, continuaremos en nuestro estudio. Aceptaremos que la máxima autoridad, la tiene la palabra [Sagradas Escrituras] de nuestro Padre y diremos que las palabras y costumbres de los hombres están invalidadas.  Nótese lo que dicen estas Escrituras sobre la autoridad de la palabra de nuestro Padre celestial:
 
”Él [Yahshua] respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Yahweh. Mateo 4:4, también Deut. 8:3

“La suma de tu palabra es verdad, Y eterno es todo juicio de tujusticia.” Salmo 119:160.

 Las palabras de Yahweh son palabras limpias, como plata refinada en horno de tierra, purificada siete veces.” Salmo 12:6.
 
 “Para siempre, oh Yahweh, Permanece tu palabra en los cielos.” Salmo 119:89.
 
 “Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra de Yahweh permanece para siempre.” Isaías 40:8
 
 “Mas la palabra de Yahweh permanece para siempre…”1Pedro 1:25.
 
Además, noten  este mensaje de advertencia dado por nuestro Padre a los que no obedecen su palabra:

Pero si no me escuchas, ni obedeces todos estos mis mandamientos, y si desdeñas mis decretos, y tu alma menosprecia mis estatutos, no ejecutando todos mis mandamientos, e invalidando mi pacto [convenio], yo también haré contigo esto: enviare sobre ti terror, extenuación y calentura, que consuman los ojos y atormenten el alma; y

sembraras en vano tú semilla, porque tus enemigos la comerán,” 

Levítico 26:14-16

 ¿Solamente para los Judíos?
 
Como ya hemos dicho, mucha gente piensa que las fiestas sagradas solamente fueron dadas a los Judíos. Sobre esto, es necesario entender que los Judíos son solamente una de las doce tribus de Israel. Esto se puede encontrar en Génesis 49:1-28. Note que los Judíos son los miembros de la familia de Judá, verso 8. Conociendo esto, entendemos que fue la nación de Israel, o sea las doce tribus, que recibieron los mandamientos de nuestro Padre en el monte de Sinaí.

Realmente las doce tribus, y no solamente los Judíos, tienen su importancia en la historia de Israel. El libro de Apocalipsis capítulo 7, versos 5-8, nos informa que doce mil personas de cada tribu van a ser sellados como elegidos del Padre Yahweh. El verso 9 habla de la gente no hebrea, sino obedientes al mandato celestial, pues dice:

Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos.”

 
¿De Quién Son Las Fiestas y Solemnidades?
 
¿Entonces de quién son las fiestas y solemnidades? Para poder responder esa pregunta necesitamos seguir la respuesta de las Escrituras, y recordar que la palabra de Yahweh tiene la máxima autoridad. El Capítulo 23 de Levítico es el que vamos a estudiar.

Note especialmente todo lo que esta subrayado:

1Habló Yahweh a Moisés, diciendo: 2 Habla a los hijos de Israel [las doce tribus] y diles: 3 Las fiestas solemnes de Yahweh, las cuales proclamaras como santas convocaciones, serán estas: 3 Seis días se trabajará, mas el séptimo día [Sábado] será de reposo,… día de reposo es de Yahweh en dondequiera que habites. 4 Estas son las fiestas solemnes de Yahweh, las convocaciones santas, a las cuales convocaras en sus tiempos: 5… Pascua es de Yahweh. Lev. 23:1-5

 ¿Muy interesante verdad? Aquí no dice que “son las fiestas de los Judíos.” ¡Son fiestas solemnes de Yahweh! Para toda persona que desea seguir a nuestro Padre con un corazón sincero, esta es una revelación muy importante. Repase Apocalipsis 7:9 y decida si usted quiere ser uno(a) de los que se van a presentar enfrente del trono y en la presencia del Cordero, vestidos en ropas blancas.

Si todavía existen dudas, porque usted piensa que el Antiguo Testamento fue anulado. Entonces vallamos al Nuevo Testamento para que leamos algo muy importante. 2Timoteo 3:16 nos dice: “Toda la Escritura es inspirada por Yahweh, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia.” Lo importante aquí, es que cuando el apóstol escribió su epístola a Timoteo, el Nuevo Testamento todavía no existía. Aquí el apóstol se estaba refiriendo al Antiguo Testamento. Lean Mateo 4:1-11, allí Yahshua contesta con, “Escrito está,” aquí también Yahshua se estaba refiriendo al Antiguo Testamento. Noten que hasta el demonio sabe la importancia de las Sagradas Escrituras.

Las Fiestas Sagradas:

 En el libro Levítico, capitulo 23, Yahweh le da a Moisés el plan de Sus santas fiestas. Aparte del día de reposo semanal, Yahweh le dio las fiestas santas. Las Escrituras nos enseñan que han cumplido muchas profecías en el mismo día en que Israel celebraba, o debía de estar celebrando las fiestas. También nosotros miramos adelante en el futuro, porque sabemos que las profecías dadas en las Escrituras que todavía no han sucedido, van a suceder precisamente en los días santos de nuestro Padre. Nadie debe de sorprenderse por esto, debemos de aceptar el gran poder de nuestro Padre celestial y darle la reverencia que Él espera de nosotros. Él realmente desea que todo el mundo obedezca todos sus mandamientos, Levítico 26:14-16. Él conoce a esas personas, ministros, predicadores, o sacerdotes quienes por ignorancia o rebelión continúan rechazando los días santos. La palabra de nuestro Padre tiene algo que decir acerca de esto:

“Sus sacerdotes violaron mi ley, y contaminaron mis santuarios; entre lo santo y lo profano no hicieron diferencia, ni distinguieron entre inmundo y  limpio; y de mis días de reposo apartaron sus ojos, y yo he sido profanado en medio de ellos.”Ezequiel 22:26

Ahora vamos a repasar en breve los días santos. Recordando que la palabra de Yahweh tiene la máxima autoridad. Que Las fiestas y solemnidades no son de los Judíos, sino de Yahweh. Y que él desea que todo el mundo obedezca todos sus mandamientos. Todos los que desean ser miembros de la asamblea de Yahweh y presentarse enfrente del trono (Apocalipsis 7:9), necesitan obedecer todos sus mandamientos.

El séptimo día (Lev. 23:03, Éxodo 20:10, y 31:16-17)

El día de reposo, es el  único día sagrado observado semanalmente. Todos los demás días sagrados o fiestas, son observadas anualmente. Lean los siguientes versos que hablan del día de reposo, conocido como Sábado:

Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Yahweh tu Elohim; no hagas obra alguna, tú, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas, Éxodo 20:9-10.

 Note que hasta los extranjeros tenían que obedecer las leyes de nuestro Padre. Pablo nos dice que ya no somos extranjeros:

“En aquel tiempo estaban sin Mesías, alejados de ciudadanía de Israel [extranjeros] y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Yahweh en el mundo. Pero ahora  en Yahshua el Mesías ustedes que en otro tiempo estaban lejos, ahora están cerca por la sangre de Yahshua.”Efesios 2:12

En otra parte hablando del Sábado, dice:

“Seis días se trabajara, mas el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo se hará…” Levítico 23:3. 

En el séptimo día, Sábado, le damos reverencia a Yahweh. Todas nuestras comidas de éste día son preparadas el Viernes [conocido como el día de preparación], antes de que se meta el sol, Éxodo 16:23; Marcos 15:42; . Lo único que hacemos en éste día es descansar, estudiar las Escrituras, y darle gloria a nuestro Padre  y  su santo Hijo. ¿Qué hizo Yahshua? Lean, Marcos 6:2; 15:42; Lucas 4:16; 4:31; 13:10

El mandato acerca de la pascua (Lev. 23:05 y Deut. 16:2)

 La historia de la pascua comienza en Éxodo 12:3 y continua hasta el verso 13. En el verso 14 Yahweh dice: “Y esté día será de memoria, y lo celebraran como fiesta…” Levítico 23:5 nos da el día de la observación, “en el mes primero a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es de Yahweh.”
Ahora como no tenemos sacrificios de animales, recordamos la pascua como el mismo día en que Yahshua tomo el lugar del cordero y se convirtió en el sacrifico de nuestros pecados, Juan 1:29. La sangre derramada por Yahshua la ponemos en el dintel de nuestras frentes, para que el espíritu de Yahweh nos conozca y nos dé su protección, Apocalipsis  9:4.
 
Yahshua, celebrando esta solemnidad con sus apóstoles les dijo: “¡Cuánto he deseado comer con ustedes esta pascua antes que padezca! Porque les digo que no la comeré más, hasta que se cumpla el reino de Yahweh.” Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: “Tomen esto y repártanlo entre ustedes, porque les digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Yahweh venga.” Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: “esté es mi cuerpo, que por ustedes eh dado; hagan esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: “Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por ustedes es derramada.” Lucas 22:15-20 Se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciño. Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido. Juan 13:4-5
 
En esta solemnidad anual, es el único día en que tomamos los símbolos dados por Yahshua en esa cena.  Comemos pan sin levadura; representa su cuerpo estropeado. Tomamos jugo de uva; representa la sangre que derramo por nosotros. Demostramos nuestro amor a Yahshua y a nuestros hermanos cuando nos lavamos los pies unos a otros.  
 
Panes sin levadura (Lev. 23:6-8, y Deut. 16:8)
 
 Y a los quince días de esté mes es la fiesta solemne de los panes sin levadura a Yahweh; siete días comerás pan sin levadura. El primer día tendrás santa convocación; ningún trabajo de siervos harás. Y ofrecerás a Yahweh siete días ofrenda encendida; el séptimo día será santa convocación; ningún trabajo de siervo harás.” Levítico 23:6-8 “Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas; porque cualquiera que coma leudado, así extranjero como natural del país, será cortado de la congregación de Israel.” Éxodo 12:19

Alegremente sacamos todo lo que contiene levadura de nuestras casas por siete días. Pues la levadura es símbolo de pecado y de soberbia: Así, recordamos que debemos de limpiarnos de toda doctrina falsa que nos puede hacer pecar, pues con estos actos físicos aprendemos lecciones espirituales. Recordamos que debemos de limpiarnos de toda doctrina falsa que nos puede hacer pecar, pues con actos físicos aprendemos lecciones espirituales. “Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con lalevadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura,de sinceridad y de verdad,” 1Corintios 5:8

Recordamos que el día primero y el último son sabáticos y en ellos no debemos trabajar, sino tener una santa convocación.
 
Significado de las primicias (Lev. 23:9-14)
 
La fiesta de las primicias comprendía la presentación de una gavilla a  Yahweh. Esto sé hacia el segundo día de los Panes sin Levadura. Como hoy día no hay sacerdotes en el templo, le damos un diezmo a nuestras asambleas en lugar de la gavilla. [Escribanos y pida el miniestudio ¿Qué Dicen las Escrituras Sobre el Diezmo?] Las primicias simbolizaban la consagración de toda la cosecha a Yahweh como arras o garantía de la abundante cosecha que aún quedaba por recogerse. Lean 1Corintios. 15:20; Santiago 1:18; Apocalipsis 14:4.
 
La solemnidad de Pentecostés (Lev. 23:15-22)
 
El día de Pentecostés (cincuenta días), shavout, en Hebreo, también conocido como la fiesta de semanas, por la cuenta de siete semanas, es un día sabático y el tercer sabático del año. Es un día especial de reunión, Números 28:26. La cuenta de Sábados o semanas se empieza en el día que sigue al día de reposo, que cae en la fiesta de pan sin levadura. Siete Sábados son contados, el día que caí después del séptimo Sábado, el Domingo es el día de Pentecostés. El Domingo o el primer día de la semana es observado como el día en que Yahweh hizo el pacto (convenio) con Israel en Sinaí, Éxodo 24:4-8. Yahshua también sabía la importancia de esté día, lean Lucas 24:49; Juan 15:26; Hechos 1:4-8. Para verificar de que el espíritu de verdad fue enviado a los verdaderos creyentes. Yahweh mandó Su espíritu santo a la tierra durante el tiempo que los discípulos guardaban Pentecostés, Hechos 2:1-18. Yahshua nos prometió que el Consolador permanecerá con nosotros siempre, Juan 14:16. Pentecostés punta a la cosecha inicial de almas, un tipo de primeras frutas para Yahweh, según Romanos 8:23; 11:16; 1Cor.16:15.

La Solemnidad de trompetas (Lev. 23:23-25)
 
Ansiosamente esperamos el retorno de Yahshua nuestro salvador. Pues cuando él regrese al sonido de la última trompeta y voz del arcángel regocijaremos y recibiremos nuestras recompensas, lean 1Cor.15:22-23 y 51-53;

1Tesalonicenses 4:14-17; 1Ped. 5:4; Apocalipsis 2:23; 22:12

La solemnidad de las trompetas, es la cuarta fiesta del año y ocurre en el séptimo mes. Nos recuerda que debemos de pensar en cosas del cielo para exultar al retorno de Yahshua, al último sonido de la trompeta. Lucas 21:27-28
 
La solemnidad del día de la Expiación (Lev. 23:26-32)
 
El día de expiación, fue el día en que Yahshua hizo la expiación para nosotros. Siendo reconciliados por Yahshua, Romanos 5:6-11, 2Corintios 5:18-21; Colosenses 1:19-22; Hebreos 2:18.

El día de la expiación (día de ayunar) fue ordenado a celebrarse en el décimo día del séptimo mes. No comemos ni bebemos por 24 horas. Comenzamos la solemnidad cuando se mete el sol del día noveno hasta que se meta el sol del décimo, según Levitico16: 2931; 23:27-32, Números 29:7. Buscamos la destrucción de Satanás, Hebreos 2:14, y el establecimiento del reino de Yahshua y de nuestro Padre Celestial, Hechos. 27:9; Apocalipsis 20:1-3. Este día es el quinto Sábado anual y se espera con Júbilo. Históricamente, es el día más sagrado de las celebraciones santas.

 La Fiesta de tabernáculos (Lev. 23:33-44)
 
La fiesta de tabernáculos enseña el virtuoso reino-de-mil años de Yahshua; cual llega en poco tiempo, Zacarias14:16. En la tierra nueva, gobernada por Yahshua, habrá paz, prosperidad y bienandanza. Todos los mandamientos de Yahweh serán obedecidos. Hoy día durante esta fiesta, se reúnen todos los hermanos y hermanas, creyentes de nuestro Padre;  separados del mundo, le damos gloria y alabanzas a nuestro Padre y a Su santo Hijo porque estudiamos las Escrituras Santas. La fiesta de  tabernáculos se inicia en el día quince del séptimo mes y dura ocho días. El primer día es día alto (sagrado), en el no podemos hacer trabajo. El ultimo día, conocido como “el ultimo gran día,” se incluye en esta fiesta. Juan 7:37 nos dice que Yahshua observo este día santo.
 
Último gran día (Lev. 23:36-39)
 
La culminación final del plan de Yahweh será completa en la gran cosecha de toda la gente que haya vivido en el mundo, Apocalipsis 20:5. La sentencia eterna de Yahweh será cumplida en este día, Apocalipsis 20:11-15; Hebreos 6:4. Conocido como el Trono Blanco de Juicio, Mateo 25:32, éste día es el último día de la fiesta de tabernáculos. Es el tiempo de la salvación final de Yahweh, Levítico 23:36; Números 29:35; Juan 7:37-38. Es entonces cuando se harán “cielos nuevos y tierra nueva” para ser gozados de  verdad, Isaías 66:22 Éste día, también es día santo; en el no podemos trabajar.

Deseamos que después del estudio de este folleto, cada uno considere con honradez sobre la diferencia de las fiestas paganas que conmemora el mundo “cristiano”: como-Navidad, Halloween (día de los santos), San Valentín, Easter,  etc. Estas fiestas paganas no vienen de nuestro Padre y solamente nos separan de Él.