La Palabra AleluYah

La Palabra ALELUYAH

SU ORIGEN Y SIGNIFICADO:

La palabra aleluya, pronunciada “aleluYAH” es el término más antiguo de todos los términos de alabanza. Es usado tanto en el cielo como en la tierra para adorar al Todopoderoso Creador (Apocalipsis 19:1-6).

¿CUAL ES EL ORIGEN, SENTIDO, Y SIGNIFICADO DE ESTA PALABRA MUY BIEN CONCOCIDA?

Aleluya es palabra puramente Hebrea, pero es hallada en casi todos los idiomas bajo el sol. La primera parte de la palabra, “alelu,” significa: “alabar, celebrar o glorificar.” La ultima parte, “YAH,” es el nombre de quien se está alabando.

Yahweh es el nombre personal del Padre Celestial. Yah es la forma corta o poético del nombre del Padre Celestial. La forma completa del sagrado Nombre del Padre es Yahweh. Este nombre se encuentra en las escrituras Hebreas, concordancias de la Biblia, enciclopedias y diccionarios. Como también en muchas actuales escrituras de historia y arqueología.

El nombre de Yahweh es encontrado más de 6,800 veces en el lenguaje original de la Escritura. También lo encontramos como el final de muchos nombres de los profetas de la Biblia tales como Elias (Eli-Yah), el cual significa “Mi Todo poderoso es Yah,” como también Yirmeyah (Jeremías), Obadyah (Abdías), Yeshayah (Isaías), Zekaryah (Zacarías), etc.

¿DONDE OBTUVIMOS LA PALABRA “JEHOVAH”?

Hasta hace poco tiempo, muchas personas pensaron que su nombre debía de ser pronunciado “Jehovᔠpero como lo explica la Enciclopedia Británica, “Jehováh es una forma errónea del Nombre sagrado, del cual su verdadera forma es Yahweh.” La mayoría de diccionarios modernos aclaran lo mismo.

Nosotros no debemos profanar el nombre del Creador usando una forma errónea o corrupta. Esta forma errónea comenzó cuando ciertos traductores de la Sagrada Escritura equivocadamente usaron los sonidos vocales de la palabra Hebrea para señor o amo (adonai) y la mezclaron con las cuatro letras Hebreas (tetragrámaton) que forman el nombre del Padre Celestial.

Así es como y porque esto ocurrió: Originalmente, el nombre Yahweh fue conocido y nombrado antes del diluvio, cuando todo hombre lo conocía y no había falsas deidades. Pero después del diluvio, la mayoría de las gentes se tornó a la idolatría; pero Yahweh se dio a conocer de nuevo por su Nombre a ciertos hombres tales como Abraham, Isaias, y Jacobo (Gen. 12:8, 26:25, 28:13) y después a Moisés (Ex. 3:15, 34:5-6.)

De esta manera, su Nombre fue revelado al pueblo Hebreo quienes fueron instruidos a invocarlo. Por siglos era libremente invocado. Pero más tarde, lideres religiosos comenzaron a decir que era muy sagrado para ser nombrado. Ellos dijeron a las personas que dijeran o leyeran adonai (mi señor) cuando se encontraran el Sagrado Nombre en las Escrituras.

Por esto, cuando letras vocales fueron después añadidas al leguaje Hebreo, las letras vocales para adonai fueron insertadas con las letras del nombre sagrado. Esto era de indicar a la gente el decir adonai y no el verdadero Nombre Yahweh.

Como resultado, cuando traductores años después tradujeron las Escrituras en otros lenguajes, llegaron a estar confusos. Ellos mezclaron el sonido vocal para adonai con las cuatro letras del Nombre Sagrado y más tarde surgió como “Jehovah.”

IMPORTANCIA BIBLICA DEL VERDADERO NOMBRE

Parece ser que toda persona que quiere conocer a su Creador, como su Padre Celestial quisiera conocerlo por su Nombre. La misma Escritura no nos deja ninguna duda de la importancia vital del Nombre de Yahweh.

Cuando el verdadero Nombre es restaurado de nuevo en los pasajes donde los traductores lo substituyeron con el título “el señor,” la Escritura nos hace saber muy claro que deberíamos conocer, amar e invocar el Nombre de Yahweh.

Aquí tenemos unos cuantos ejemplos:

Miqueas 6:9,  Tribu y asamblea de la ciudad, escuchen la voz de Yahweh, que los convoca, pues es de sabios temer su nombre.

  • Ezequiel 39:7, Y me daré a conocer en medio de mi pueblo Israel. Ya no permitiré que mi santo nombre sea profanado; las naciones sabrán que yo soy Yahweh, el santo de Israel.
  • Zacarias 14:9, Yahweh reinara sobre toda la tierra. En aquel día Yahweh será el único y su nombre será el único nombre.
  • Joel 2:32, Y todo el que invoque el nombre de Yahweh, será salvo.
  • Éxodo 20:7, No pronuncies el nombre de Yahweh tu Todopoderoso a la ligera. Yo, Yahweh, no tendré por inocente a quien se atreva a pronunciar mi nombre a la ligera.

El decir que es poco importante o que es cosa vana, es ciertamente una manera de invocarlo en vano.

Malaquias 3:16, Entonces se escribió en su presencia un libro de memorias de aquellos que temen a Yahweh y horan su nombre.

 Un verso mas que muestra poderosa evidencia de la necesidad de invocar el Sagrado Nombre, es Salmo 68:4 (VKJ), que dice: “Canten a elohim, canten salmos a su nombre; aclamen a quien cabalga por las etapas y regocíjense en su presencia. ¡Su nombre es Jah! (Jah es pronunciado Yah como en aleluyah.) En el lenguaje Hebreo no hay letra “J.” Escriba para obtener nuestro folleto gratis, “La ‘J’ Perdida.”

Así que está  muy claro de acuerdo con la escritura que el nombre de Yahweh es inprecindible de ser conocido y venerado por aquellos quienes lo aman.

EL NOMBRE: ENLACE ENTRE EL PADRE Y EL HIJO

También hay una importante y directa conexión entre el nombre del Todopoderoso y el nombre de su hijo, nuestro Salvador.

José fue instruido por el ángel; Dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Yahshua, porque él salvará a su pueblo de sus pecados, (Mateo 1:21). El nombre de Jesús no tiene el mismo significado como el nombre Yahshua.

Eruditos de la Biblia saben que nuestro salvador no fue conocido por el nombre “Jesús.” El hecho de que muchas personas han llegado a aceptar la persona del salvador Yahshua saben que solamente conociendo su Nombre pueden ser salvos; pues el nombre Jesús, no significa nada en realidad. Yahshua fue nacido de una pareja Hebrea, como fue profetizado en Isaias 9:6, Miqueas 5:2 y otras Escrituras. Pero “Jesús” no es nombre Hebreo. “Jesús” es derivado del nombre Griego Iesous, cual es encontrado en las traducciones Griegas.

Realmente su nombre es el mismo que Joshua, el sucesor de Moisés. En la versión King James, en Hebreos 4:8 y Hechos 7:45, usa el nombre “Josúe” cuando habla de Joshua. Esto enseña que “Jesús” está siendo substituido por el  nombre Hebreo Joshua. Realmente el texto Griego tiene el mismo  nombre Iesous para ambos hombres.

Si la “J” en Joshua es pronunciado como y de acuerdo con el Hebreo, cual no tiene sonido “J,” casi tenemos la correcta pronunciación del nombre del salvador. Pero “Yoshua” no enseña una conexión con el Nombre del Padre. Por lo tanto, la forma más correcta de escribir su Nombre en Español es “Yahshua.”

Originalmente Joshua era llamado Hoshua o Oshea significando “salvación” o “liberación.” Pero Moisés añadió el Sagrado Nombre y lo llamo Yah-oshua, significando “salvación de Yah” o “Yah-salvación” (Números 13:16).

Mas tarde el sonido se fue eliminado en uso y el nombre llegó a ser acortado a Yahshua. Esto ocurrió después del cautiverio de Israel por Babilonia. La forma acortada entonces, estaba en uso cuando el salvador del hombre fue nombrado en el nuevo testamento.

En Salmo 72:17 en la bien conocida World Publishing Co. Edición De La Biblia King James, la referencia central enseña el original Hebreo que es leído como sigue: “Su nombre será como un hijo para continuar el nombre de su padre para siempre: y el hombre será bendecido en él; todas las naciones lo llamarán bendecido.” Claramente esto es una profecía referente al Salvador. Y por supuesto, un hijo lleva el nombre del padre de familia. El mismo Salvador dijo, Yo he venido en nombre de mi padre…, (Juan 5:43).

El nombre del Mesías, Yahshua contiene el nombre sagrado de la familia Celestial Yah: Yah-Shua. El verdaderamente y literalmente vino en nombre de su padre, como el mismo dijo (Juan 5:43). Solo el es la “salvación de Yah.”

De hecho, en ningún otro hay salvación, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres mediante el cual podamos ser salvos, Hechos 4:12.

Esto no es de decir que a quienes han sido ignorantes sin conocer su verdadero nombre no puedan encontrar salvación en la persona del Salvador. Yahweh está lleno de justicia y misericordia. Sin embargo, su misericordia de ninguna manera justifica la continuación del error. Para usar las palabras de Hechos 17:30, Pues bien, Yahweh paso por alto aquellos tiempos de tal ignorancia, pero ahora manda a todos, en todas partes, que se arrepientan.

ORIGEN DE NOMBRES SUBSTITUTOS

Mantenga en mente que la palabra “Señor” es un título sustituto y tampoco es “nombre”. La palabra “Baal,” cual llegó al Hebreo del lenguaje Babilonico, fue traducido “Señor.” Lea estos reveladores versos:

 ¿Hasta cuando seguirán dándole valor de profecía a las mentiras y delirios de su mente? Con los sueños que se cuentan unos a otros pretenden hacer que mi pueblo se olvide de mi nombre, como sus antepasados se olvidaron de mi nombre por el de Baal,(Esto es, el señor), Jeremias 23:26-27.

En aquel día-afirma Yahweh-, ya no me llamaras balí (mi señor) sino que me dirás: Ishi (esposo mio). Porque quitaré de los labios los nombres de Baalim (Señores) y nunca mas volverás a invocarlos,(Oseas 2:16-17). Baal (señor) era el nombre que los paganos de Babilonia llamaban a su deidad.

Incidentemente, uno de los nombres de Baal era GAD, pronunciado GOD. Este era el Baal de fortificación o tropas y es traducido “tropas” en Isaias 65:11, un pasaje condenando a Israel por idolatría.

De acuerdo con Romanos 10:13-14, Hechos 2:21 y 22:16, Y todo el que invoque el nombre de Yahweh será salvo. Esto se cumple invocando el nombre de Yahshua el Mesías, cual contiene el Nombre del Padre, el Nombre de la familia Yah. Quizás usted ya conoce al salvador. Si es así, comience hoy a llamarlo por su verdadero Nombre y pídale a Yahweh que le quite los nombres de baalim (señores)fuera de su boca.

Si usted todavía esta en sus pecados, habiendo nunca aceptado en verdad al salvador, ponga su confianza en él quien murió por usted y quien ahora esta viviendo a la mano derecha del padre. El regresará pronto para establecer su reino en la tierra. Usted también puede llegar a ser un hijo del Altísimo Yahweh y un heredero de vida eterna. El que cree en el hijo tiene vida eterna; pero el que rechaza al hijo no sabrá lo que es vida, sino que permanecerá bajo el castigo de Yahweh, (Juan 3:36).

CÓMO PUEDE USTED RECIBIRLO

Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Yahshua el Mesías para perdón de sus pecados y recibirán el don del Espíritu Santo (el cual es el poder que mora dentro de el en su vida). En efecto, la promesa es para ustedes, para sus hijos y para todos los extranjeros, es decir, para todos aquellos a quienes Yahweh nuestro Todopoderoso quiera llamar, (Hechos 2:38-39). Véase también Hechos 8:12, 16, 35-36, 10:43, 48; 16:31-33; 19:4-5; 22:16; Romanos 6:3-4; Galatas 3:26-27; Tito 3:5; Hebreos 10:22; 1 Pedro 3:21; y Marcos 16:16.

Cuando usted encuentre la salvación en el Gran Nombre del Padre Yahweh, usted verdaderamente dirá:

ALELUYAH!